Tratamiento de puntos singulares

Los puntos singulares de una fachada corresponden a las zonas más sensibles, en las que se acumulan tensiones derivadas de la obra, y que pueden ocasionar la fisuración del revestimiento.

Análisis previo

En aquellas zonas donde se hayan diseñado juntas estructurales, el revestimiento debe interrumpirse para que no se transmitan al mismo, de lo contrario podrían aparecer fisuras, grietas e incluso desprendimientos.

De igual forma, también van a requerir especial atención y un tratamiento particular las juntas de trabajo, encuentros entre soportes de distinta naturaleza (forjados, ladrillo, cerámico, etc.), encuentros y aristas.

Consideraciones Técnicas

Es necesario tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • En las juntas estructurales, siempre debe interrumpirse obligatoriamente el revestimiento, para que no le sean transmitidas las tensiones que allí se generan. Dichas juntas tendrán el tratamiento adecuado, o bien se aplicará la junta flexible GECOL Elastic-MS.
  • Las juntas de trabajo se adoptan para facilitar la aplicación y eliminar los empalmes. Además evitan la aparición de fisuras incontroladas como consecuencia de la retracción del mortero.
  • En los encuentros entre soportes de distinta naturaleza, el procedimiento más habitual es armar la zona de unión con una malla de poliéster o fibra de vidrio con tratamiento antiálcalis.

Esta malla debe colocarse centrada en el espesor del revestimiento, ni demasiado próxima al soporte, ni demasiado superficial, porque en este caso, podría quedar al descubierto durante la ejecución del acabado raspado.

  • Por otro lado, las aristas delimitan la unión de dos planos o superficies.

Estas se deben reforzar, o bien con una malla, o bien con guardavivos protectores, ya que estas zonas son más sensibles de ser golpeadas y dañadas.

  • También se recomienda colocar malla en el soporte, en zonas tales como, uniones entre distintos materiales, forjados, pilares, cajas de persianas, en los ángulos de los marcos de puertas y ventanas, etc.

La malla debe cubrir cada lado de la unión unos 20 cm como mínimo y en los ángulos mencionados, se coloca en diagonal en áreas de 40 x 20 cm.

Productos recomendados

Masilla flexible

Elastomérica

Advertencias: Los datos aportados en esta Solución Constructiva, han sido elaborados en base a los procesos habituales de puesta en obra. No obstante, recomendamos que para cualquier circunstancia particular consulte con nuestro Departamento Técnico info@gecol.com



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar