Realización de juntas en grandes superficies y pavimentos de alto tránsito

Los pavimentos de tráfico intenso (superficies comerciales, aeropuertos, suelos industriales, talleres, etc.) son lugares que están sometidos a factores externos específicos, tanto físicos como químicos:

  • Cargas estáticas (estanterías).
  • Cargas dinámicas (automóviles, carretillas elevadoras, etc.).
  • Choques, desgaste y abrasiones continuas.
  • Mantenimientos y limpieza con sustancias agresivas.

Análisis previo

Debido a estos factores externos específicos, hemos de adoptar una serie de medidas básicas, tales como:

  • Utilización de cerámicas o materiales pétreos con resistencias adecuadas.
  • El empleo de adhesivos deformables, que absorban todos los posibles movimientos a los que estos pavimentos se encuentran sometidos.
  • Adhesivos resistentes, capaces de soportar todas las cargas estáticas y dinámicas.
  • Utilización de productos para el rejuntado, capaces de adaptarse a las exigencias requeridas (grosor de la junta, impermeable, coloreado, deformable, etc.)

Consideraciones Técnicas

Se debe tener en cuenta un correcto diseño de juntas:

  • Dejar juntas entre piezas mínimo de 2 mm.
  • Respetar y tratar las juntas estructurales.
  • Realizar las juntas de movimiento perimetrales en esquinas, cambios de plano, altura o material, así como juntas de movimiento intermedias o de partición que configuren paños de superficie máxima de 50 m2 en interiores, 25 m2 en exteriores y 16 m2 en colores oscuros en exteriores.
  • Realizar juntas de dilatación entre huecos de puertas.

Todas estas juntas deben rellenarse con másticos elásticos como GECOL Elastic-MS, capaces de absorber los movimientos producidos en el soporte.

Antes del rejuntado, comprobar que la colocación de las piezas cerámicas se ha realizado correctamente y que las baldosas estén perfectamente ancladas al soporte.

Efectuar el rejuntado respetando el tiempo de espera indicado en la Ficha Técnica del producto, pues posibles remontes capilares de agua o de humedad, originan depósitos de sales en la superficie de la junta de colocación o cambios de tono, desbaratando el efecto estético deseado. 

Las juntas deben de estar limpias de polvo, partes friables y restos de adhesivo, teniendo además una profundidad uniforme, como mínimo igual a 2/3 del espesor total del recubrimiento.

De esta forma se evitan diferencias de secado provocadas por los distintos espesores, y consecuentemente obtener distintas tonalidades a lo largo de la ejecución de la misma.

Amasar el producto con agua limpia, no añadiendo agua en exceso, pues se provocaría una disminución de resistencias mecánicas y/o problemas estéticos en la superficie de la junta.

Realizar la limpieza final con una esponja humedecida, sin que desprenda agua, para evitar cambios de la coloración deseada.

Transcurridas 24 horas, rehidratar con una esponja húmeda.

Con ello conseguiremos un correcto endurecimiento del producto, además de homogeneización en el color.

Productos recomendados

Morteros de juntas

De 0 a 20 mm Fraguado rápido

Hasta 6 mm

De 3 a 15 mm

Masilla flexible

Elastomérica

Advertencias: Los datos aportados en esta Solución Constructiva, han sido elaborados en base a los procesos habituales de puesta en obra. No obstante, recomendamos que para cualquier circunstancia particular consulte con nuestro Departamento Técnico info@gecol.com



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar