Reparación e impermeabilización de goteras en una azotea

Las terrazas y azoteas desempeñan una función protectora dentro de la edificación.

Además, son zonas que se encuentran permanentemente sometidas a condiciones climatológicas muy adversas.

De ahí radica la especial importancia que toma una correcta impermeabilización de las mismas.

Análisis Previo

Es importante analizar todos los componentes que conforman la azotea, para de una manera parcial proceder a su mantenimiento y que se mantenga la continuidad de la impermeabilización.

Los materiales que componen las terrazas, no son impermeables por si solos. Es la superposición y correcta colocación lo que nos brindará una buena protección frente al agua.

Se deben examinar todas aquellas posibles fisuras que puedan dar lugar a vías de entrada de agua, y  proceder a la eliminación de todo aquel elemento cerámico que se encuentre roto o deteriorado.

Con el paso del tiempo, la impermeabilidad que proporciona la instalación de láminas asfálticas, se ve afectado y sufrirá roturas que serán fuente de futuros problemas.

Para impermeabilizar una azotea debemos usar un material que impida el paso del agua, resista las agresiones ambientales y proteja el conjunto de los materiales de la cubierta.

Consideraciones Técnicas

Como paso previo, hemos de preparar convenientemente el soporte.

Para ello:

  • En primer lugar se deben eliminar todas las piezas degradadas y proceder a su correcto saneamiento, rellenando las juntas previamente vaciadas con morteros de reparación de la gama GECOL Reparatec.
  • Los encuentros entre suelo y pared, deben cerrarse bien para evitar el paso del agua.
  • Es conveniente puentear las juntas de dilatación, con una tela sintética de fibra de vidrio.
  • El sellado de las juntas de dilatación debe ser saneado y realizarlo de nuevo si se encuentra deteriorado con la masilla elástica GECOL Elastic-MS.
  • Después de realizar un correcto saneado del solado de la azotea, procederemos a la impermeabilización sobre el soporte con GECOL Imper-E.
  • Para garantizar el grosor mínimo de 2 mm en toda nuestra impermeabilización, se recomienda la utilización de una malla resistente a los álcalis GECOL Malla-70, prestando la máxima atención en la realización de los encuentros muro-muro y muro-pavimento.
  • Este sistema, si va a ser transitado, requiere que sea revestido con material cerámico, para lo que es necesario utilizar un adhesivo flexible y altas prestaciones como GECOL Flexible premium.

Productos recomendados

Reparadores

Estético

Impermeabilizante

Capa fina 3 mm / Elástico

Masilla flexible

Elastomérica

Adhesivo

Advertencias: Los datos aportados en esta Solución Constructiva, han sido elaborados en base a los procesos habituales de puesta en obra. No obstante, recomendamos que para cualquier circunstancia particular consulte con nuestro Departamento Técnico info@gecol.com



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar