Colocación de un pavimento con climatización radiante

El pavimento radiante consiste en un sistema de climatización a baja temperatura, por la introducción de calor o frío en el interior de este, dejando que la radiación climatice la estancia.

Existen en el mercado dos tipos de climatización radiante: 

  • Climatización radiante por agua: 


Las tuberías de agua, se distribuyen sobre el forjado, interponiendo un aislante térmico para evitar que el calor se disipe hacia la planta inferior.

Sobre las tuberías se aplica una capa de mortero de cemento o anhidrita y arena de aproximadamente 4 cm de grosor y posteriormente se reviste con un solado.

El agua circula a una temperatura máxima de 45º C y en la superficie del pavimento la temperatura es de 18 – 22º C.

La altura total del pavimento acabado se aproxima a los 10 cm.

 

  • Calefacción radiante eléctrica por hilo o cable calefactor:


Las resistencias se distribuyen sobre el forjado, interponiendo un aislante térmico para evitar que el calor se disipe hacia la planta inferior.

Sobre las resistencias se aplica una capa de mortero de cemento o anhidrita y arena de aproximadamente 3 – 4 cm de grosor y posteriormente se coloca el solado.

La altura total del suelo acabado ronda los 7 cm.

Es recomendable que la naturaleza del solado sea un material poco aislante del calor o frío (piedra, baldosa cerámica o hidráulica) y no de madera o moqueta.

Análisis previo

Las variaciones térmicas producen contracciones y dilataciones, tanto de la cerámica, como de la capa de mortero sobre la que se efectúa la colocación.

Al poner en funcionamiento el sistema climático, el recrecido de mortero presenta en su parte inferior unas dilataciones superiores a las de su parte superior, por la diferencia de temperatura entre el conjunto del sistema (tubos de agua o hilos eléctricos).

Ello genera tensiones de cizalla en las baldosas cerámicas que pueden llegar a provocar su desprendimiento.

Por todo esto, para realizar una correcta colocación que nos garantice una óptima adherencia, es preciso utilizar adhesivos cementosos y materiales de rejuntado flexibles, capaces de absorber los movimientos de las piezas cerámicas en el sistema constructivo.

Consideraciones Técnicas

Previamente debemos examinar el soporte ante el que nos encontramos, que puede ser, bien una solera de cemento, o bien un soporte de anhidrita.

Para ello, debemos tener en cuenta:

  • Siempre se recomienda medir la humedad del soporte antes de la aplicación del adhesivo.

 

La colocación de las baldosas cerámicas ha de realizarse cuando el soporte o solera presente un grado de humedad residual inferior al 3% en el momento de la utilización del adhesivo.

En el caso de anhidrita estándar, y en condiciones normales, el tiempo de secado viene a ser aproximadamente de 1 día por milímetro de colocación.

Para los morteros con base cemento, el tiempo de fraguado completo es de 28 días.

  • Se debe comprobar la planeidad del soporte, cuyas diferencias con regla de 2 metros deben ser inferiores a 5 mm.
  • El soporte debe de estar siempre limpio de polvo y suciedad, ser resistente y estable.
  • La climatización radiante debe de estar desconectada, al menos, 24 horas antes de la aplicación del adhesivo y no debe ponerse en funcionamiento, como mínimo transcurridos 7 días desde la aplicación de la junta, evitando de esta forma problemas por deshidratación del adhesivo cementoso y del mortero de rejuntado.
  • El adhesivo se debe colocar siempre a llana dentada, en capa fina, utilizando la técnica del doble encolado (llana dentada además en el reverso de la plaqueta) para formatos de baldosas superiores a 2000 cm2, excepto GECOL Flexible fluido (consultar ficha técnica).
  • Se recomienda un completo macizado de todas las piezas cerámicas, evitando de esta forma huecos en los cuales se produzcan condensaciones.
  • Resulta obligatorio el diseño de las juntas, debiendo respetar:
  • Juntas entre baldosas mínimas de 2 mm.
  • Juntas perimetrales en esquinas y cambios de plano, altura o material.
  • Juntas de dilatación, entre huecos de puertas y estructurales que presente la edificación.

Todas las juntas de dilatación, se deben rellenar con másticos elásticos del tipo GECOL Elastic– MS.

La aplicación del mortero de juntas se deberá llevar a cabo siguiendo las indicaciones marcadas en la Ficha Técnica del producto.

La puesta en servicio se realizará al menos a las 48 horas de la colocación de la junta.

Productos recomendados

Adhesivos

Elevada deformabilidad

Fraguado ultra rápido

Fraguado rápido

Soportes anhidrita

Morteros de juntas

De 0 a 20 mm Fraguado rápido

Hasta 6 mm

De 3 a 15 mm

Masilla flexible

Elastomérica

Advertencias: Los datos aportados en esta Solución Constructiva, han sido elaborados en base a los procesos habituales de puesta en obra. No obstante, recomendamos que para cualquier circunstancia particular consulte con nuestro Departamento Técnico info@gecol.com



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar