Sistemas de aislamiento térmico por el exterior (SATE / ETICS), acabado cerámico

La implantación de un marco normativo que regula la calidad constructiva de los edificios, en su apartado de aislamiento del exterior, exige un mayor aislamiento térmico y acústico, así como una mayor protección frente a la humedad y al fuego.

Este tipo de sistema constructivo nos proporciona un aislamiento integral de toda la envolvente del edificio, rompiendo en su totalidad los puentes térmicos que en el se pudieran generar.

Análisis previo

El aumento de exigencia en cuanto a niveles de confort y ahorro energético se refiere, es una continua demanda, tanto de la construcción civil, como de la residencial.

Todas estas cuestiones, que han sido planteadas desde el Código Técnico de la Edificación -CTE-, encuentran respuesta en la cada vez mayor demanda y utilización de este sistema constructivo, puesto que:

  • Permite un aislamiento continuo, evitando los puentes térmicos.
  • Reduce los consumos para la climatización hasta en un 60%.
  • Disminuye las condensaciones generadas en el interior del edificio.
  • Facilita la rehabilitación del edificio, puesto que las obras se desarrollan en el exterior de este.

Consideraciones Técnicas

PREPARACIÓN DEL SOPORTE


Obra nueva:
Los soportes deberán presentar una superficie plana (hormigón o mortero de enfoscado), y la resistencia adecuada para soportar revestimientos pesados.
En el caso de tener un mortero de enfoscado u hormigón, comprobar la limpieza y consistencia de la superficie.
Los soportes deberán ser absorbentes, consistentes y exentos de polvo o desencofrantes.


Obra de rehabilitación:
Los soportes deberán ser comprobados, debiendo ser retiradas las zonas que no tengan buenas condiciones y reparándolas posteriormente.
También deberán ser eliminados todos los restos de suciedad y contaminación existentes en la superficie, como puedan ser acumulaciones de suciedad o proliferaciones de microorganismos (hongos o moho), mediante la aplicación de un agente desinfectante (lejía) y el lavado posterior con agua limpia a presión (que será necesaria para garantizar la eliminación de los restos de suciedad y agente de limpieza).
Los soportes de hormigón deteriorados deberán ser reparados con un mortero de reparación (GECOL Reparatec R2 o GECOL Reparatec R4, dependiendo del grosor y grado de reparación), incluyendo el tratamiento de las armaduras, en caso necesario, con la imprimación anti-óxido GECOL Pasivador.


APLICACIÓN DEL SISTEMA


Arranque del sistema:
El sistema GECOL TERM (SATE / ETICS) CERAMIC, deberá ser limitado en todo su contorno inferior por un perfil GECOL Perfil de arranque de espesor adecuado a las placas aislantes.
Este perfil cumple con una doble función, por un lado sirve de nivel de referencia para el inicio del montaje del sistema (garantizando su horizontalidad y el apoyo de la primera hilera de placas) y por otro, sirve de protección inferior del mismo contra la penetración de la humedad y de agentes externos.
El perfil de arranque deberá posicionarse por lo menos 15 – 20 cm del suelo, para que el sistema de aislamiento no entre en contacto directo con la superficie.
Este perfil deberá ser colocado en posición horizontal, utilizando para su fijación y nivelación GECOL Kit Conectores + Niveladores + Tornillos, con una distancia de fijación entre ellos inferior a 30 cm, y colocando una fijación a menos de 5 cm en los extremos. En las uniones entre perfiles deberá existir un espacio de 2 – 3 mm para permitir su dilatación.
La zona donde se colocará el perfil de arranque se debe encontrar perfectamente regularizada e impermeabilizada con GECOL Imper – F o GECOL Imper – G, evitando así impedir la penetración de humedad por ascensión capilar, en todo el sistema constructivo.


Montaje de las placas aislantes:
Las placas aislantes deberán ser montadas de abajo para arriba, apoyando cada hilera de placas sobre la anterior, excepto la primera que apoya sobre el perfil de arranque.
Serán adheridas al soporte con el mortero adhesivo de elevada deformabilidad GECOL
Term aplicado en el reverso de las placas:

  • Extender y peinar con una llana dentada el adhesivo sobre el panel aislante. Con este tipo de aplicación se obtiene una distribución homogénea del adhesivo en toda la placa.
  • Eliminar la franja más próxima al perímetro de la placa (aproximadamente 2 cm) y
    efectuar la técnica del doble encolado en caso de soportes irregulares.
  • Comprobar en todo momento el perfecto macizado de las placas aislantes, así como la humectación del adhesivo.
  • Las planchas se colocan de abajo hacia arriba, alternando sus juntas verticales.
    El ajuste de las planchas se consigue apretando con una tabla o una escuadra; con la regla se controla continuamente la planimetría de las mismas.
  • Las placas en las esquinas de huecos deberán estar colocadas de tal manera que se evite el alineamiento de los bordes de la placa con el plano horizontal o vertical del hueco, realizando los cantos mediante la colocación de una placa cortada en forma de “L” envolviendo todo el canto.

Este detalle contribuirá a disminuir la tendencia a la formación de fisuras en este
punto singular.

  • Transcurrido el tiempo de fraguado del adhesivo, se cortan y lijan las partes sobresalientes.

Nota importante: la colocación de las placas aislantes es uno de los aspectos más importantes, sobre todo se debe tener en cuenta mantener la planimetría de éstas, ya que en caso contrario los resultados serán defectos globales de planimetría en la fachada, que provocarán dificultades en la aplicación del revestimiento cerámico.


Fijación de las placas aislantes:

Anclar mecánicamente con GECOL Taco de anclaje plus / A, a razón de 8 unidades por m2 siendo incrementadas en función a la elevación y de la exposición al viento, especialmente en el canto del edifico.
Las espigas de anclaje deberán estar adecuadas al tipo de soporte y del espesor del material aislante.
La cabeza circular de las espigas deberá ser presionada de modo que quede enrasada con la superficie de la placa aislante, para no tener salientes en el plano de la placa.
Las pequeñas cavidades resultantes de las hendiduras, deberán ser posteriormente rellenadas con mortero de regularización GECOL Term, en una operación previa al revestimiento de las placas.


Refuerzo de jambas, dinteles y esquinas de huecos:
El sistema de aislamiento térmico deberá envolver las jambas y dinteles de ventanas y puertas con el objetivo de minimizar los puentes térmicos.
El remate del sistema con el marco se realizará con GECOL Elastic-MS, cuando el revestimiento cerámico esté colocado.
Antes de la aplicación de la primera mano de mortero regularizador, se deberán reforzar las esquinas de huecos mediante tiras de malla a 45º de unos 20 x 40 cm colocadas sobre las placas aislantes mediante la utilización del mortero adhesivo GECOL Term.

Revestimiento de las placas aislantes:
El revestimiento de las placas aislantes se realizará con la aplicación de capas sucesivas de

GECOL Term y malla de fibra de vidrio GECOL Malla-160:

  • Primera capa GECOL Term:
    Aplicar con llana dentada (nº 8 – 10), de manera uniforme.

    Colocar GECOL Malla – 160 de forma que quede totalmente embebida y con textura rugosa con el mortero adhesivo GECOL Term.
    En los encuentros, la malla se debe quedar solapada unos 10 cm, evitando en todo
    momento embolsamientos, arrugas y ondulaciones.
  • Segunda capa GECOL Term:
    Incorporar una segunda mano a llana dentada (nº 8 – 10), cuando la primera capa esté endurecida y después de la aplicación de toda la perfilería de refuerzo en esquinas, así como en todos los elementos constructivos.

    Colocar la segunda capa de malla GECOL Malla–160 siguiendo los mismos
    parámetros que en la primera operación.
    Anclar con GECOL Taco de anclaje plus / A; a razón de 1 espiga / m2 y penetrando
    con ella 1 mm en la última capa de mortero, a las 24 – 48 horas de la aplicación. (Se
    recomienda no dejar endurecer el mortero para la no aparición de posibles fisuras en la operación).
  • Tercera capa GECOL Term:
    Cubrir la malla y las espigas colocadas dejando una superficie apta, rugosa y plana,

    para recibir el aplacado cerámico.

Revestimiento cerámico de acabado:
Para la aplicación del revestimiento cerámico, la superficie de soporte deberá haber pasado un mínimo de 7 días desde su aplicación, teniendo que encontrarse esta consistente, plana y seca.

El revestimiento con la pieza cerámica se realizará mediante la técnica de doble encolado, es decir, aplicando mortero cola tanto la pieza cerámica como en el soporte, garantizando en todo momento un contacto perfecto con el mismo.
El Sistema GECOL TERM (SATE/ETICS) CERAMIC, es válido para la colocación de cerámicas no superiores a 2400 cm2 e inferiores a 25 kg/m2.
También es válido para la colocación de revestimientos cerámicos de fino espesor / slim (3 mm) de superficie máxima de 10.000 cm2.

Los adhesivos a utilizar son:
– Adhesivo deformable (tipo S1) GECOL Flexible premium para formatos inferiores a 375
cm2.
– Adhesivo bicomponente, de elevada deformabilidad (tipo S2) GECOL Súper flexible / GECOL Súperflex para el resto de formatos.

Se recomienda en todos los casos un perfecto macizado de la pieza cerámica, hasta la
desaparición de los surcos de la llana dentada.
Juntas de colocación entre piezas cerámicas mínimas de 5 mm, selladas con mortero de
rejuntado GECOL Junta premium, y la aplicación posterior de GECOL Hidrófugo.
En el caso de que aparezcan “escorrentías” transcurrido algún tiempo (2 – 3 semanas) debido a carbonataciones, éstas deberán ser limpiadas con GECOL Desincrustante (en una dilución de 1:6) y aclarando con abundante agua la fachada. Se dejará secar completamente, y posteriormente se aplicará GECOL Hidrófugo en todas las juntas de la fachada.
Prever juntas de partición elásticas a lo largo de la fachada, que configuren paños no superiores a 4 metros en la horizontal y 3 metros en la vertical, rellenándolas con un sellador elástico impermeable GECOL Elastic-MS.
Los remates superiores de la fachada deben ser realizados con vierteaguas o aleros con
pendiente hacia el lado del muro, de tal manera que impidan al agua de lluvia discurrir sobre la superficie del revestimiento, arrastrando y depositando sobre ésta la suciedad acumulada en la superficie de los elementos de protección.

Productos recomendados

Impermeabilizantes

Capa fina de 2 a 5 mm

Capa gruesa 10 mm

Mortero adhesivo

Adhesivos

Elevada debormabilidad

Mortero de juntas

De 0 a 20 mm Fraguado rápido

Masilla flexible

Elastomérica

Aditivos

Limpiador ácido

Impermeabilizante

Advertencias: Los datos aportados en esta Solución Constructiva, han sido elaborados en base a los procesos habituales de puesta en obra. No obstante, recomendamos que para cualquier circunstancia particular consulte con nuestro Departamento Técnico info@gecol.com



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar